¡Muchas felicidades!
Cumpleaños anterior Siguiente cumpleaños
¡Hugo Antonio Chaires Cedillo cumple años!
¡Nancy Carolina Cázares Monsiváis cumple años!
¡Jesús Sabino Chávez Villegas cumple años!
¡Cecilia Leal Chávez cumple años!
¡Esteban Arturo Valdés González de High School cumple 15 años!
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Siguenos en Youtube Siguenos en Instagram

Entrevista a Guillermo Dillon Ortiz

Publicado el 11 noviembre, 2016


 cenadegalaGuillermo Dillon Ortiz, exalumno de la generación 2013,  estudia en la prestigiada universidad Trinity College en Dublín, Irlanda. Conozcamos qué lo motivó para estudiar en el extranjero y sobre todo, en una universidad Irlandesa.

1. Memo, dinos ¿qué, dónde y desde cuándo  estudias fuera?

En mis últimos años de High School, empecé a pensar en la idea de irme a estudiar la universidad en el extranjero. Al principio, quería irme a Estados Unidos; pero al final decidí por irme a Europa y en concreto, a Irlanda. Hace tres años que estoy aquí en la capital, Dublín. Se podría decir que el hecho de tener un apellido irlandés hizo que la idea de vivir en el país de mis antepasados me atrajera más todavía. Mi primer año lo pasé estudiando para presentar los exámenes de ingreso para las universidades irlandesas. Eso resultó ser la mejor opción, pues me dio tiempo para pensar sobre lo que verdaderamente quería estudiar. Al final del año, mis resultados fueron lo suficientemente  buenos para que la universidad Trinity College Dublin me aceptara. En Trinity estudio una carrera llamada Classics. Classics es el estudio de las dos civilizaciones que dieron origen a la cultura occidental, la griega y la romana. Se podría decir que intento estudiar todo acerca de ellos: arte, arquitectura, historia, literatura, filosofía, etc. Pero lo más importante de la carrera es el estudio de las lenguas clásicas, el latín y el griego antiguo.

 2. ¿Por qué estudiar Civilizaciones y Lenguas Clásicas y en Irlanda?

Podría escribir varios artículos respondiendo a tu pregunta, pero si tuviese que ser breve, diría que estudiar Classics es como embarcarse en una auténtica odisea, un regreso a casa, para conocer quiénes éramos originalmente. Como ya lo dije, estas dos civilizaciones junto con el Cristianismo, forman los sillares fundacionales de nuestra cultura occidental y por ende, conocer a los griegos y a los romanos es conocerse a uno mismo y entender la sociedad en la que uno vive.

Gran Bretaña e Irlanda tienen una gran cantidad de universidades con una historia y tradición admirables en muchos sentidos. El estudio de las artes liberales siempre ha tenido mucho prestigio en estas Islas Británicas. Trinity College fue fundado en 1592 por la Reina Isabel I de Gran Bretaña (y también de Irlanda en ese entonces) y desde ese momento, siguió el sistema educativo de Oxford y Cambridge durante los siguientes 3 siglos. Le recomendaría a cualquier persona interesada en estudiar Humanidades o Ciencias puras,  buscar posibles universidades en estos países.

3. ¿Cómo es tu vida académica?

Classics es considerada como una de las carreras más demandantes en la universidad. El clasicista que persevera y se gradúa, tiene que ser alguien al que verdaderamente le guste estudiar estos temas. Las carreras en humanidades como la mía, suelen tener pocas horas de clase por semana (entre 5 y 10), ya que la idea es hacer el estudio y las lecturas por cuenta propia. Como ya dije, todo gira alrededor del latín y del griego. Por eso mismo, intento ser muy sistemático con mis horas de estudio, asignando la mayoría para traducir textos y otras pocas para leer y escribir ensayos.

 4. ¿Dónde vives y qué haces entre semana? ¿Qué haces en un fin de semana?

Vivo en una residencia universitaria del Opus Dei llamada Ely University Centre. Está situada en el corazón de Dublín y lo mejor es que está a 5 minutos a pie de mi universidad. Aquí en la residencia se organizan actividades de todo tipo: culturales, profesionales, académicas, espirituales, etc. Una semana, por ejemplo, podríamos tener de invitado a un economista para que nos hable sobre el comunismo en China o un catedrático de la universidad para que nos hable sobre la caída del Imperio Romano. Otro día podríamos tener una sesión para preparar nuestro CV. Y durante el fin de semana, después de haber jugado fútbol, podríamos ir a un retiro espiritual o a una convivencia de estudio. La idea es como en el Liceo, intentar desarrollar todas las dimensiones de la persona.

5. Tienes amigos de otros países. ¿Qué piensan de los mexicanos?

He tenido la oportunidad de hacer varios amigos irlandeses  y de algunos otros países también. La verdad es que hay muy pocos mexicanos viviendo aquí en Irlanda y mucho menos estudiando la universidad como yo. Eso hace que conozcan o piensen poco sobre la manera de ser de los mexicanos. Pero he conocido a varias personas lo suficientemente cultas que cuando les digo que soy mexicano, instantáneamente mencionan el “Batallón de San Patricio”: aquella unidad militar compuesta de irlandeses y de otros europeos que desertó al ejército de Estados Unidos para unirse a las fuerzas mexicanas durante los años de intervención estadounidense en 1846 a 1948.

6. ¿Qué es lo que necesita un chavo de High School del Liceo para estudiar en el extranjero?

Ganas, que quiera. Si de verdad quieres estudiar en el extranjero, las ganas harán que pongas el esfuerzo en todo lo demás. Después yo diría que lo académico es lo más importante. Una vez que tengas buenas calificaciones, puedes empezar a concentrarte en lo extracurricular (sociedades, idiomas, deportes, etc.).

7. ¿Vale la pena dejar a tus seres queridos y amigos?

Esto sí que cuesta un poco, pero definitivamente vale la pena. Lo mejor sería ver ese “dejar” como algo temporal y darse cuenta de que los medios de comunicación actuales facilitan mucho el contacto continuo con seres queridos. La experiencia que uno obtiene al irse al extranjero y salir de su zona de confort, es única y muy valiosa. De verdad que vale la pena.

8. ¿Piensas seguir estudiando y dónde?

Actualmente tengo varias opciones de salidas profesionales al terminar la carrera que me gustaría hacer y que pronto tendré que concretar. Cada vez me gusta más el mundo de la educación y no estaría mal aplicar a otra universidad en Europa o en Estados Unidos para hacer una maestría en ese tema. Pero la verdad es que podría irme a trabajar a una consultora o a alguna otra empresa sin ningún problema. Esa idea de que tu carrera universitaria define tu futuro trabajo no es más que un simple mito, que aquí en el mundo anglosajón no está  tan esparcido como en México, gracias a Dios. Si alguien no me cree, que le pregunte  a Boris Johnson, J.K. Rowling, Chris Martin o a Charles Geschke si estoy mintiendo.

9. ¿Piensas regresar a México?

La verdad es que no lo sé. México me encanta e Irlanda también me gusta mucho. Pero si algo he aprendido en mis pocos años de vida, es que los planes para el futuro que uno tiene, pueden cambiar de un día para otro. Ya veremos que sucede.

10. ¿Qué virtudes crees que se necesitan para poder llegar estudiar una carrera en el extranjero?

Por un lado, se necesita carácter y fortaleza para exigirse a uno mismo. Y por otro, creo que paciencia y humildad son esenciales para seguir intentando proyectos de diferentes maneras y para admitir cuando uno se equivoca.

11. ¿El Liceo tuvo algo qué ver en la decisión que tomaste de ir a estudiar a Irlanda?

Directamente, no lo creo.  Pero no tengo la menor duda de que todo lo que aprendí en el Liceo, me preparó lo suficientemente bien como persona para enfrentar los retos y dificultades que me he encontrado durante estos tres años. Lo que sí pasó fue que los directivos y profesores en High School me ayudaron enormemente con cartas de recomendación y con todo el papeleo necesario.

12. ¿El Liceo te ayudó para tener un buen nivel de inglés? ¿Qué consideras que te ayudó para enfrentar los desafíos de vivir fuera del país?

Ya mencioné lo de persona, pero también el Liceo sí que me ayudó a mejorar mi nivel de inglés. Tuve la oportunidad de vivir en Estados Unidos durante un año cuando estaba en Middle School. Pero aun así, sentí que mi nivel de inglés mejoró en el Liceo en High School cuando decidí tomarme las clases en serio (como ya dije, todo parte de las ganas que uno tiene). Tuve dos profesores de inglés muy buenos, Mr. Ugalde y Mr. Musto. Ambos son muy apasionados por lo que hacen. Por un lado, las clases de lectura y conversación con Mr. Ugalde fueron buenísimas y me ayudaron mucho para sacar buena calificación en el TOEFL. Por otro lado, los simulacros de las Naciones Unidas que Mr. Musto organizaba son algo con lo que estoy eternamente agradecido.

13. ¿Te has enfrentado a conflictos sociales o prejuicios al venir de una cultura como la mexicana? ¿La mentalidad internacional influyó?

México forma parte de la cultura occidental hasta cierto punto; esto hace que las diferencias culturales no sean tan radicales como si me hubiese ido a China, África o al Medio Oriente. Sin embargo, cuando llegué aquí, sí noté un cierto grado de diferencias con las cuales sigo sin acostumbrarme. Por parte de ellos, Dublín se ha vuelto muy cosmopolita y eso hace que exista un buen grado de tolerancia respecto a las diferentes culturas; aunque lo malo es que a veces esa tolerancia puede convertirse en indiferencia.

14. ¿Cuáles son las características más importantes para mantener un buen promedio?

Esto solo lo aprendí una vez en la universidad y me ha funcionado para obtener buenas calificaciones aquí. Se trata de no tener una mentalidad cerrada y estar convencido de que siempre se puede mejorar. Eso de categorizar a la gente, solo genera una cultura de conformismo en la cual existe un miedo a equivocarse. Hay que estar convencidos de que siempre se puede mejorar académicamente e intelectualmente.

15. ¿Qué es lo que consideras más importante en la vida?

Esa es una fácil. Dios, mi familia, mis amigos y mi trabajo. Y a esto añado que cuanto más importancia le doy a Dios, las otras tres cosas cosas se vuelven también más importantes para mí.

16. ¿Alguna anécdota que recuerdes del colegio?

Hay muchas y muy buenas. Pero una costumbre que disfrutábamos mucho, eran los apasionados partidos de fútbol 3 contra 3 que nos echábamos en frente de la cafetería en High School.

17. ¿Alguna enseñanza que recuerdes de algún profesor que te pudo haber ayudado a enfrentar los retos que hablamos?

Una vez me enojé un poco porque el profesor de Historia de la Iglesia me puso una calificación que no pensé que me había merecido. Después de ir a reclamarle, habló conmigo durante unos minutos y me hizo darme cuenta de que en verdad, yo no sabía mucho del tema que habíamos visto ni de la materia en sí misma. Lo único que me estaba importando, era la calificación y no el conocimiento per se de la asignatura, que era lo que en verdad importaba en la vida a largo plazo.

18. ¿Algún mensaje general que quieras dar a los chavos de prepa?

Si me permites hacer uso de mi Latín, les diría aquella frase que se encuentra en el escudo de Nuevo León, Semper Ascendens. Siempre intenten mejorar como personas y siempre intenten servir y mejorar la sociedad en la que viven. Con eso les garantizo un alto nivel de felicidad.

19. Algún mensaje que quieras dar a los papás.

Solo dos cosas: Por favor, denle más responsabilidades a sus hijos confiando más en ellos, y enséñenles a no tener miedo a equivocarse.

Comparte la noticia

Archivo de noticias

 

AMIGOS DEL LICEO
  • Liceo Los Rosales
  • Bullying Prevention Program
  • OLWEUS
  • logomonterreal
  • MAEF
  • Fomento de Centros de Enseñanza
  • Centro Universitario Villanueva
  • Bachillerato Internacional
  • Liceo de Monterrey
  • ALCED
  • Fapace México
  • Universidad Panamericana
  • Centro Panamericano de Humanidades
  • IPADE
  • Diferenciada
  • Opus Dei
  • Club Arawaks
  • Universidad-de-Navarra539
Av. Insurgentes 2000 Monterrey, N.L. México C.P. 64659. Teléfono +52 (81) 8221 98 00
Derechos Reservados © 2012 Liceo de Monterrey.